Inicio Operadores ¿Puede un vecino impedir la instalación de fibra óptica en mi edificio? Adamo nos responde.

¿Puede un vecino impedir la instalación de fibra óptica en mi edificio? Adamo nos responde.

de cuartacobertura

Nuevo consejo de Adamo. El operador publica en su blog una entrada que nos resuelve esta misteriosa pregunta sobre la instalación de fibra en bloques comunitarios.

La llegada de la fibra óptica suele ser bienvenida y motivo de celebración en municipios pequeños o de difícil acceso. Aunque como en todos los ámbitos de la vida existen excepciones. Ni siquiera la instalación de internet de alta velocidad escapa a esta realidad y puede haber algún miembro de la comunidad que rechace la infraestructura. ¿Puede un vecino impedir el despliegue de fibra óptica en mi edificio?

Si te ves en ese escenario tienes las de ganar. La Ley General de las Telecomunicaciones está de parte del cliente. Lo más habitual en este tipo de situaciones, es que el residente en cuestión se oponga a que el cable quede adosado a la fachada, en especial si resulta muy evidente visto desde la calle.

Ningún vecino, incluso siendo el presidente de la comunidad, podrá impedir que disfrutes de la fibra óptica instalada en tu edificio.

Sin embargo a pesar de que no le guste tendrá que aguantarse. En la mencionada normativa legal queda bien claro. Si bien, en principio, ‘los operadores deberán hacer uso de las canalizaciones subterráneas o en el interior de las edificaciones que permitan el despliegue y explotación de redes públicas de comunicaciones electrónicas, en los casos en los que no existan dichas canalizaciones o no sea posible su uso por razones técnicas o económicas, los operadores podrán efectuar despliegues aéreos siguiendo los previamente existentes‘.

Del mismo modo, ‘los operadores podrán efectuar por fachadas despliegue de cables y equipos que constituyan redes públicas de comunicaciones electrónicas y sus recursos asociados, si bien para ello deberán utilizar en la medida de lo posible, los despliegues, canalizaciones, instalaciones y equipos previamente instalados‘. En otras palabras, si no es posible tirar cable subterráneo por razones técnicas o económicas, podrá hacerse a lo largo y ancho de la fachada, aunque sea siguiendo la instalación ya existente.

Artículos Relacionados

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia Aceptar Leer más