Inicio Noticias Esto es lo que puede suceder si un operador de bajo coste trabaja sin apenas margen de beneficio.

Esto es lo que puede suceder si un operador de bajo coste trabaja sin apenas margen de beneficio.

de cuartacobertura

Un precio excesivamente bajo sin apenas margen de beneficio, perjudica al operador que lo ofrece y erosiona a todo el mercado en su conjunto.

De cara al mercado, Free es una autentica revolución en Francia debido a las económicas tarifas que ofrece con grandes prestaciones. Un éxito entre los clientes y noticia de crecimiento en cientos de medios franceses. A su vez, Free también es una marca comercial de bajo coste que causó un auténtico desequilibrio en el mercado francés en 2012, cuando alcanzó un 8% de cuota de mercado en un año.

Tal fue su crecimiento que el operador ya alcanzaba el 20% del mercado en 2018, convirtiéndose en el segundo operador de este país, tras France Telecom (Orange). Un operador de bajo coste que crece a través de una oferta que ofrece a día de hoy un auténtico pack: fibra 5 Gb, teléfono fijo con llamadas nacionales e internacionales y 220 canales de televisión. Todo por 29,99 euros al mes un año y con posterioridad por 39,99 euros al mes.

En móvil la oferta tampoco se queda lejos del segmento low cost de alta prestaciones. Por solo 10,99 euros al mes el cliente puede disponer de una línea con llamadas ilimitadas y 70 gigas de datos, que pasa a 19,99 euros al mes si el cliente prefiere disponer de 100 gigas y la liga de fútbol francesa incluida.

La oferta de Free en el mercado galo fue una auténtica locura que provocó un éxito masivo de contrataciones, con un margen de beneficio más que cuestionable.

Y aunque en un principio todos hablan del éxito de Free, la gran competencia en precio que el propio operador creó erosionó gravemente sus márgenes, justo cuando era necesario tener liquidez para la subasta de espectro 5G. Esto provocó un desplome de su valoración en bolsa y una posterior venta de activos.

Free vende sus activos para recaudar dinero.

La venta actual de su red fija tiene como finalidad recaudar dinero y volver a ganar la confianza de los mercados bursátiles. Aunque antes, Free vendió 8.000 torres de telefonía móvil a Cellnex por 2.000 millones euros. El importe de su red de fibra es mucho menor, ya que esta era pequeña en inversión y unidades inmobiliarias.

Una historia que demuestra como hasta los operadores que mejor trayectoria en captación de clientes tienen en el mercado, pueden estar realmente pasando por un apuro económico debido al poco margen de beneficio que ofrecen sus competitivas tarifas, erosionando a todo su mercado de actuación con una bajada de precios generalizada para evitar la inevitable fuga de clientes. Un solo actor puede cambiar en poco tiempo todo un mercado telco.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia Aceptar Leer más