23 de abril de 2019

¿Movistar perjudicó el crecimiento de Yoigo tarificando sus llamadas con un incremento de 3 céntimos?

Movistar llamadas Yoigo

Movistar fue el único operador en realizar este incremento de precio a pesar de cobrar a los clientes un establecimiento superior al coste real de la red.

Hubo un tiempo entre 2008 y 2010 en el que Movistar decidió tarificar con un precio superior las llamadas que acababan en Yoigo. Una decisión que hoy en día se vería como una acción de incompetencia pero que en esas fechas era permitido por la CMT, actualmente la CNMC.

Cuando Yoigo salió al mercado la CMT decidió como ayuda competitiva para desplegar su propia red, que las llamadas que acabaran en este operador pagasen mayor establecimiento. Por esas fechas una llamada que acababa en la red de Movistar, Vodafone u Orange costaba al propio operador 4,95 céntimos de establecimiento y 6,73 céntimos en Yoigo, una diferencia de 1,77 céntimos.

Este cargo era incluido en las tarifas de los clientes y Movistar decidió que todas las llamadas que acabaran en la red de Yoigo pagasen 3 céntimos más. Una condición permitida que provocaba ganar el máximo beneficio posible en todo momento y de paso, crear cierto rechazo a Yoigo. Frases como "Yo no me hago de Yoigo porque a mi prima de Movistar le sale más caro llamarme" eran habituales.

Pero con el tiempo los clientes se dieron cuenta que era más rentable ahorrar para nosotros mismos que pensando en los demás y Yoigo fue creciendo cada vez más hasta que la CMT le quitó este beneficio extra por toda llamada que acabara en su red. Por lo que Movistar dejó de tarificar un cargo extra por estas llamadas en un acto que ha sido considerado por muchos como un intento de perjudicar el crecimiento de un nuevo operador en nuestro mercado.

0 comentarios:

Publicar un comentario