18 de marzo de 2019

Esta semana comienzan los 1.100 despidos acordados en el ERE de Vodafone (con fuga de voluntarios).

ERE Vodafone 2019

Más de 500 empleados se han presentado voluntarios para marcharse con las condiciones pactadas entre la empresa y los sindicatos.

Pocos operadores del mercado viven en un entorno de felicidad donde consigan ganar más clientes de los que pierden. Y entre las mayores pérdidas de clientes de los últimos meses tenemos a Movistar, Orange y Vodafone. No es casualidad si tenemos en cuenta que estamos en un mercado con muchas diferencias de precio donde estos operadores aportan su red y una gama de productos más amplia, como aspectos positivos de cara al cliente final.

¿El pero? Todo esto a un precio más elevado y sobretodo con la misma o en general peor atención por la complejidad de sus operaciones, tarifas y productos. Si quieres algo sencillo y económico, los clientes podrán dudar donde portar su línea entre tanta alternativa de operadores, pero cada vez son más los que saben donde no quieren ir. Al menos esto es lo que dicen las cifras de portabilidad.

Con este panorama en el mercado, esta semana Vodafone podrá ganar o perder clientes pero lo que si es seguro que perderá son empleados. En concreto 1.102 durante los próximos días, tal y como consiguió acordar la empresa con los representantes de los trabajadores. Una gestión que 'espera' conseguir una estructura más eficiente y el resto estará por ver. El tiempo dirá si desaparecen funciones o a la larga acaban en una subcontrata junto con un contrato exprimido al máximo.

Pero lo que más llama la atención de esta situación, es que algunas fuentes hablen de más de 500 voluntarios para marcharse, lo que reducirá el número de forzosos a falta de saber vetos por parte de la empresa. ¿Como puede provocar el tercer ERE en seis años que 500 personas quieran marcharse? Si en octubre de 2015 ya solicitaron irse voluntariamente 615 empleados. Y en 2013 otros 310 voluntarios de una plantilla que siempre se ha situado entre los 3.000 y los 5.000 empleados.

La respuesta a esa pregunta no la sabemos. Posiblemente ni el propio operador lo sepa. Pero la empresa que ha sido elegida varios años como 'Great Place To Work' ahora tiene fuga de clientes empleados que quieren irse. El resto hasta completar los 1.101 despidos, estarán forzados a salir. Y el resto simplemente quedarán.. después de aguantar más de dos meses de noticias sobre este ERE cuya parte más dura y complicada comienza esta semana y durará lo que Vodafone estime oportuno.

0 comentarios:

Publicar un comentario