25 de febrero de 2019

Vodafone critica la gestión del fútbol y culpa a Orange del éxito de MásMóvil sin apenas infraestructura propia.

vodafone mercado España

Vodafone aprovecha el MWC para atacar la política de contratación del fútbol y hablarnos de las dudas sobre la implantación del 5G.

Vodafone ha utilizado el MWC 2019 para hablar de la situación del mercado español, dejando algunas curiosidades. Los directivos de la compañía se han empeñado en indicar que la pérdida de clientes por el fútbol ha estado en la línea de lo esperado y ha pedido a la CNMC que revise en 2020 las condiciones de compra para evitar una nueva posición de dominio por parte de Movistar. 

De esta forma Vodafone espera que la futura revisión en 2020 fije una estrategia que permita a todos los operadores replicar las ofertas de Movistar y adquirir los contenidos de fútbol a un precio razonable, basado un coste soportado por operadores y clientes. 

En cuanto al 5G, el operador calcula que la inversión estimada será de 800 millones al años y el grado de competencia existente en toda Europa hace que sea complicado promover la inversión. De esta forma Vodafone envía un mensaje oculto que invita a la fusión de operadores como única alternativa de llegar a un despliegue del 5G exitoso y al alcance de todos.

Vodafone culpa a Orange del éxito de MásMóvil sin apenas inversión.

Una vez más Vodafone ha querido destacar que España es el único país en el que un operador puede competir con productos convergentes sin llegar a un mínimo de despliegues propios. Esto es según palabra de Vodafone, por culpa de Orange que llega a un acuerdo mayorista con el Grupo MásMóvil para darle cobertura de fibra en todo el territorio nacional convirtiéndolo en un 'grande'.

De esta forma Vodafone ha pedido una vez más a la CNMC que no permita que un operador se base en la infraestructuras de otros, para evitar dar más facilidades a quién compite sin invertir en infraestructura propia. 

Vodafone confirma que la reestructuración de la compañía es necesaria.

A pesar de provocar impacto en 1.102 empleos a lo largo de las próximas semanas, desde Vodafone defienden que el ERE no solo se hace como ahorro de costes. El operador busca presentar una estructura más ágil, rápida y sencilla. La empresa estaba sobredimensionada y era demasiado complejo para un mercado tan competitivo. De esta forma el operador implementará un nuevo modelo a partir del 1 de abril coincidiendo con el inicio de su año fiscal. El operador termina indicando que no consideran la venta de su marca en España y espera que todo mejore.

0 comentarios:

Publicar un comentario