12 de febrero de 2019

Orange quiere convertir sus tiendas franquiciadas en agentes bancarios para ofrecer Orange Bank.


La idea de Orange es ofrecer un banco online con distribución directa en todas sus tiendas, pero será necesario que los franquiciados se conviertan en agentes bancarios.

La llegada de Orange Bank en España es cuestión de esperar al último trimestre del año y el operador ya pretende preparar a las tiendas físicas para que estén asociadas al producto bancario en sus redes de distribución. En España la legislación indica que la actividad bancaria solo puede ser desarrollada en puntos de venta y por tanto las tiendas de Orange serían el método de expansión.

De los 1.100 puntos de venta que Orange tiene repartidos por todo el país, 26 tiendas son propias y el resto pertenecen a franquiciados y distribuidores. Lo que Orange está revisando es que no exista ningún inconveniente en la comercialización de este servicio en sus tiendas, al no tener licencias de agente bancario, ya que en caso contrario el plan B sería comercializarlo como banco online.

En Francia Orange utiliza las oficinas propias y las de Groupama, por lo que la primera intención del operador es que sus franquiciados puedan convertirse en agentes bancarios facultados para la venta de estos productos. El servicio Orange Bank pretende ser gratuito, con servicios como pago móvil y un asesor disponible en cualquier momento siempre que el cliente haga al menos tres movimientos bancarios al mes, como pueden ser las retiradas en efectivo o pagos con tarjeta o el propio móvil.

0 comentarios:

Publicar un comentario