24 de febrero de 2019

¿Es necesario seguir desplegando fibra óptica con la llegada del 5G?

fibra óptica 5G

La red 5G necesitará instalar muchas más antenas que la red 4G y estas a su vez dependerán de las conexiones de fibra óptica o fibra oscura existentes.

Las conexiones móviles no paran de crecer en todo el mundo y esto necesita una cantidad elevada de ancho de banda. Este es el principal motivo que conlleva el despliegue de cobertura 5G como solución a los posibles problemas de conexión que podamos encontrar en el futuro. Se calcula que el 5G tendrá diez veces más capacidad que el 4G y esta potencia puede superar la transmisión de la actual fibra óptica, aunque esta podría mejorar su velocidad en cualquier momento con el cambio de equipos en las centrales. ¿Tiene sentido por tanto seguir desplegando fibra ante la llegada del 5G?

La respuesta es si. La fibra óptica garantizará en el futuro un correcto despliegue del 5G, algo favorable a operadores y clientes. De esta forma los operadores necesitan fibra para ofrecer una experiencia de usuario de mejor calidad. El 5G será más rápido que el 4G pero también necesitará mayor despliegue de antenas y muchas de ellas serán Small Cell, dependientes de fibra óptica.

Desplegar 5G saldrá caro y solo aquellos operadores dispuestos a realizar una mayor inversión conseguirán tener la mejor cobertura 5G. La fibra oscura jugará un papel muy importante en estos despliegues del 5G ya que los operadores podrán adaptar la misma a su propio equipo para, a continuación, poder escalar el ancho de banda adecuadamente a las necesidades de sus clientes.

El 5G está a la vuelta de la esquina y creará ciudades inteligentes interconectadas con millones de dispositivos, para lo que es necesario disponer de un fuerte ancho de banda a través de la fibra óptica y en el mejor de los casos de fibra oscura. Unos planes en los que ya trabajan los operadores y cuyo resultado veremos a partir del próximo año con el inicio de la utilización de la red 5G.

0 comentarios:

Publicar un comentario