4 de septiembre de 2018

Vodafone llegó a España para hacer sombra a Telefónica, pero su sombra es Orange.

La estrategia de Vodafone no ha sido buena en España.

Vodafone llegó a España para hacer sombra a Telefónica.

Vodafone se instaló en nuestro mercado para hacer sombra a Telefónica en su propia casa. Tras su llegada con la compra de Airtel, la marca Vodafone era bastante reconocida en nuestro mercado y sus resultados siempre venían acompañados de grandes éxitos con un rápido crecimiento.

Vodafone España era una marca innovadora, pionera en el mercado mundial tras ofrecer el primer módem usb o la primera línea de ADSL cuyo fijo utilizaba una tarjeta SIM. Vodafone buscaba alternativas útiles para hacer frente a Telefónica donde más daño podía hacer, sus productos podían funcionar con la mejor red móvil del mercado sin necesidad de utilizar el cobre de Movistar.

El 3G y el 4G dejó la marca Vodafone muy valorada, algo que nunca consiguió Airtel.  Todo iba sobre ruedas y las cosas empezaron a ir mejor después de la eliminación de la tan reconocida marca Amena a favor de Orange. De esta forma entre el año 2006 y 2010, teníamos a Vodafone en lo más alto del podio acercándose a Telefónica, mientras Orange pensaba cómo mejorar su imagen.

Al final es Orange quien realmente hará sombra a Telefónica.

Hoy Vodafone es una compañía sin una clara estrategia, sin apenas espacio para moverse. El operador no para de perder clientes mes tras mes y ya ni mantiene su posición de liderazgo al perder la segunda posición del mercado. 

En Abril de 2011, con una imagen ya mejorada, Orange lanzó entre sus empleados el Plan Conquista 2015 que pretendía ni más ni menos que superar a Vodafone en el mercado. Parecía algo imposible sabiendo que por esas fechas Orange tenía en cartera el 20,22% de los clientes frente al 29,07% de clientes que tenía Vodafone. Pero el tiempo dio la razón a Orange, que superó a Vodafone y cada año se distancia más en cuota de mercado. Por aquellas fechas las tarifas de 'animales' de Orange fueron un éxito, todos conocían la tarifa Delfín de Orange. Mientras tanto Vodafone tuvo que renovar sus tarifas 'Vitamina 90x1' para comenzar a ofrecer tarifas ilimitadas y con datos, pero nunca llegó a dar con la clave.

Otros operadores como MásMóvil dejan en evidencia la falta de respuesta que Vodafone presenta en estos momentos, nadie sabe por qué ellos pierden clientes mes tras mes mientras que Orange y Movistar han sabido reaccionar para mantener su cuota de clientes, sin apenas arriesgar beneficio. 

La oferta del fútbol, más complicaciones para Vodafone.

Ahora sin toda la oferta de fútbol en su catálogo, el camino de Vodafone puede empeorar con facilidad. Sin embargo no a todos los clientes les interesa el fútbol y por eso Vodafone intenta a la desesperada lanzar promociones. El operador ofrece 25 GB gratis en septiembre y regala el fútbol disponible a sus clientes a la vez que regalan un año de HBO y TV Total.

Pero esas promociones intentan retener más que atraer, por eso Vodafone empezó a realizar primero descuentos del 50% en los paquetes Vodafone One durante dos años, una promoción que ha tardado poco en cambiar y ahora es un descuento del 50% de forma indefinida si vienes de Movistar

Una masa cruzada de promociones que cambian y se multiplican continuamente en vez de optar por una bajada de precio o alguna estrategia clara de inicio, que de paso sea menos confusa para los clientes. Unos clientes que al final se enteran de estas promociones si lo ven en televisión, visualizan algún anuncio o se les informa. 

Y es aquí donde entramos en el tema de la información, que debe ser clara y eficaz. Por eso la comunicación de Vodafone remitiendo a sus clientes a contratar Opensport ya que ellos tienen todo el fútbol, sin tener en realidad nada, sólo confirma una estrategia poco clara para afrontar una nueva vida sin fútbol, en plena pérdida de clientes y con los competidores cada vez más fuertes.

0 comentarios:

Publicar un comentario