28 de agosto de 2018

El modelo de éxito de Xiaomi y Pocophone, cuestionado por algunos medios.

PocoPhone F1, criticado por sus competidores

Xiaomi y PocoPhone quieren comerse el mercado.

Xiaomi es la empresa china que se convirtió en 2018 en el cuarto fabricante de teléfonos móviles del mundo. Y es preocupación de algunos que ahora decida lanzar su segunda marca al mercado, con Smartphone aún más competitivos en precio. Se trata del PocoPhone F1, un terminal premium con el último chip de Snapdragon, una batería de 4000 mAh y hasta 8 GB de RAM. Unas características similares al Samsung Galaxy Note pero dos veces más económico, desde 300 euros.

Algunas fuentes cuestionan su modelo de éxito.

Esto ha llevado a muchos fabricantes y usuarios a realizar críticas sobre el proceso que Xiaomi tiene con sus terminales. El fabricante tuvo una importante caída de ventas en 2016, pero estos dos últimos años ha sabido crecer en el mercado como nadie, a base de un éxito más que cuestionado.

Muchas fuentes indican que Xiaomi realiza distintas concesiones para recortar el precio, de esta forma su pantalla tiene un cristal Coring de cinco años de antigüedad, algo que llevaban los modelos que se vendían tres generaciones atrás. Las cámaras de los teléfonos no tienen estabilización óptica de imagen y según indican desde el medio Verge, el cuerpo del teléfono recoge grasa fácilmente y su calidad de audio es bastante limitada.

Tanto es así que algunos análisis indican que los modelos de Xiaomi son feos, anticuados e incluso que utilizan piezas recicladas. Sin embargo, aunque se haga ver que la calidad de estos terminales es escasa está claro que suponen una buena oferta para los consumidores.

Lejos de cualquier polémica, la entrada de estas nuevas marcas de éxito en nuestro mercado supondrán que los grandes fabricantes se planteen una reducción significativa de precios. Aunque esto puede conllevar también reducir la inversión en innovación en nuevos terminales.

Fuente: BBC.

0 comentarios:

Publicar un comentario