24 de julio de 2018

La renuncia de Vodafone al fútbol costará a Orange 80 millones adicionales al año.


El fútbol se encarece al repartirse entre menos operadores.

La historia de los derechos televisivos del fútbol continúa, después del rechazo de Vodafone para emitir el fútbol en las condiciones indicadas por Movistar, llega el capítulo de Orange. Y es que el operador naranja tendrá que abonar unos 80 millones adicionales por temporada para tener los derechos del fútbol, ya que al repartirse entre menos operadores el coste será más elevado.

Parece que Movistar no quiere ser la gran perjudicada por la decisión de Vodafone y pretende que Orange, que ya confirmó que sí emitiría el fútbol, apoye el hombro para compartir parte del excesivo gasto que ha supuesto la compra de derechos: 4.020 millones las tres próximas temporadas.

Esto supondría en cualquier caso un posible aumento en el precio de los paquetes de fútbol, lo que dejaría como gran perjudicado al cliente final que tendría menos oferta y a un mayor precio.

La decisión de Orange está pendiente de confirmar.

Después de este incremento de costes, queda por ver si Orange continúa interesado en emitir el fútbol tal y como indicó hace unos días: Si Movistar tiene el fútbol, nosotros lo tenemos. La CNMC tiene escaso margen en las relaciones entre operadores y fútbol, simplemente se limita a establecer la fórmula del reparto y al existir un operador menos el coste para Orange sería igualmente mayor.

En cualquier caso, si Orange decide finalmente realizar dicha inversión, seguiría siendo el gran vencedor de la batalla del fútbol. La posición dominante de Movistar le impediría realizar grandes campañas publicitarias para robar clientes, algo que Orange sí podría realizar para llevarse parte de los 300.000 clientes de Vodafone que hasta principios de verano tenían contratado el fútbol.

Enlaces relacionados:

0 comentarios:

Publicar un comentario